M de Alejandría y Turrón de Jijona, maridaje perfecto

Vino M Alejandría y turrón de Jijona Pablo Garrigós Ibáñez

Hay proyectos que nacen para encontrarse. Este es el caso del Turrón de Jijona Artisan Collection de Pablo Garrigós Ibáñez  y el vino de hielo M de Alejandría,  dos productos de calidad superior que componen el maridaje perfecto y que serán la pareja ideal de esta Navidad, ya sea como regalo especial o como sorpresa gastronómica al cerrar nuestro menú de fiesta.

El Turrón de Jijona de la gama Artisan Collection no necesita presentación. Los seguidores de nuestros turrones y dulces ya saben que el turrón de Jijona es la estrella de nuestra colección junto al turrón de Alicante, ambos reconocidos y amparados con el sello del Consejo Regulador de la IGP Jijona y Turrón de Alicante, lo que supone que su calidad está garantizada.

En este caso, además, el turrón de Jijona Artisan Collection está elaborado de forma totalmente artesanal y con materias primas especialmente seleccionadas, lo que lo convierte en un turrón único y exclusivo que marida a la perfección con el vino de Cristina Rodríguez Vicente, un sueño que empezó a hacerse realidad hace unos años y que se ha materializado en una cosecha 2017 embotellada en forma de edición limitada y numerada.

Solo 1.200 botellas preparadas con “el objetivo de hacer nuestros momentos especiales más dulces”.

Lo que diferencia a este vino y lo convierte en algo extraordinario y muy codiciado, es la forma en que se produce. Desde la elección de la uva, Moscatel de Alejandría, variedad que se mantiene intacta genéticamente desde hace siglos, hasta la forma en que se tratan las uvas, congeladas en bodega para conseguir lo que se conoce como vino de hielo.

Este vino se produce en Alicante, en la finca L’Alberca de Teulada, cuyo clima Mediterráneo no tiene nada que ver con las condiciones gélidas y extremas de algunos vinos nórdicos, sin embargo, el talento de Daniel Belda, viticultor y enólogo, de Bodegas Belda, autor del M de Alejandría, ha dado como resultado un vino dulce sabroso, intenso, con toques cítricos y cuerpo que resulta casi casi un milagro de la naturaleza.

Por eso, aunque estamos seguros de que habrá muchos momentos a lo largo del año para disfrutar de una copa fría de M de Alejandría, no encontramos época mejor para descubrirlo que la Navidad.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies